Loading...

miércoles, 28 de julio de 2010

BIOGRAFIA


Alejandro Fernández Abarca (n. 24 de abril de 1971; Guadalajara, Jalisco, México) es un cantante mexicano que ha interpretado canciones de distintos géneros que van desde la música ranchera, mariachi, pop latino hasta la balada romántica con los cuales ha logrado vender 20 millones de copias en el mundo.

Es hijo menor del famoso cantante ranchero Vicente Fernández y de María del Refugio Abarca. Tiene dos hermanos, Vicente y Gerardo, y una hermana, Alejandra.

En 1976, su padre presenta a Alejandro cantando "Alejandra" frente a más de 10.000 personas. Alejandro ha dicho que esa presentación fue un momento muy traumático, pues sufrió pánico escénico. A los seis años trabajó en la película Picardía Mexicana, recibiendo su primera compensación económica.

Antes de incursionar en el mundo artístico, estudiaba arquitectura en la Universidad del Valle de Atemajac Campus Guadalajara.

Como empresario, a Fernández se le atribuye la propiedad del centro comercial en Guadalajara, llamado «Unicenter», donde están diferentes tipos de negocios, generando empleos a más de 170 personas.

También participó con su familia en la construcción del «Lienzo Charro y Centro de Espectáculo Don Vicente Fernández Gómez», mejor conocido como la Arena VFG, el más grande lienzo de toda América Latina, con una capacidad para 11.000 personas. Básicamente, dedicado a espectáculos masivos y eventualmente competiciones de charrería.

Ha cantado junto a otras personalidades del mundo de la música como Amaia Montero, Joan Sebastian, Gloria Estefan, Malú, Julio Iglesias, Miguel Bosé, Mario Frangoulis, Ednita Nazario, Yuri, Franco De Vita, Diego "El Cigala", Beyoncé Knowles y Nelly Furtado. En 2005, participó en un concierto junto a los tenores Plácido Domingo y José Carreras —asistieron más de 50.000 personas al evento—. Asimismo, participó en una gira internacional junto a Chayanne y Marc Anthony, creando un símbolo de la expresión musical latina.

Su carrera ha seguido constante ascenso y reconocimiento, con el pasar de los años. El enorme aparato publicitario de la disquera «Sony Music», así como los contactos de Vicente Fernández en televisión, han sido la base de la proyección de este cantante, quien con una imagen metrosexual además de un repertorio variado ha logrado gran popularidad en México y Latinoamérica.

SUS COMIENZOS


A los 18 años participa con su padre en un disco homenaje a la música mexicana («México, Voz y Sentimiento») con el tema «Amor de los dos», resultando un verdadero éxito. Este evento siembra en él la inquietud de cantar profesionalmente. En ese mismo año Alejandro filmó junto con su padre otra película, «Mi Querido Viejo».

Alejandro oficialmente se lanzó como artista el 30 de marzo de 1991. En dicha fecha, lanzó su primer álbum, titulado «Alejandro Fernández», bajo el sello Sony Music; de esta producción se desprendieron grandes éxitos como «Necesito olvidarla», «Brumas» y «Equivocadamente». Con este material Alejandro recorrió México y algunas ciudades de Estados Unidos una en exitosa gira.

En 1993, realizó, con Vicente Fernández, un concierto en el Palacio de los Deportes, continuando con una célebre temporada en el Teatro Blanquita de la Ciudad de México. En 1993 salió al mercado «Piel de niña», un disco de corte romántico, interpretado como sólo «El Potrillo de México» sabe hacerlo, con gran fuerza y sentimiento; la producción fue dirigida por Pedro Ramírez, y se colocó rápidamente entre el gusto del público. «Piel de niña», «Acabé por llorar», «A la vera del camino» y «Cascos ligeros» son algunos de los principales éxitos de dicha producción.

Una vez más, en 1994, presenta un excelente trabajo discográfico «Grandes Éxitos A La Manera De Alejandro Fernández», haciendo una magistral interpretación de piezas de grandes compositores como Armando Manzanero, Luis Demetrio y José Antonio Méndez.

Los reconocimientos no se hicieron esperar; récords de ventas, semanas enteras en primer lugar de popularidad y una total aceptación de la música mexicana en las estaciones que sólo manejaban el género balada-pop provoca en 1995 el lanzamiento del álbum «Que Seas Muy Feliz».

El tema «Como quien pierde a una estrella», que más que una canción ranchera es un bolero moruno acompañado de mariachi se convirtió en su primer éxito; se promovió insistentemente en radio y en sitios frecuentados por la juventud.

En 1996, su producción «Muy Dentro De Mi Corazón», tan pronto como sale a la venta obtiene Doble Platino; temas como «Moño negro», «Nube viajera» y «Abrázame» se colocan rápidamente en el gusto de la gente. Ese mismo año, grabó «Puedes llegar», tema oficial de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, con artistas de la talla de Gloria Estefan.

En 1997 el material discográfico «Me Estoy Enamorando», producido por Emilio Estefan, Jr. Esta fusión de bolero, balada, arreglos de orquesta y el toque mexicano del mariachi ha tenido cierta trascendencia comercial. Entre los éxitos de esta producción destacan «Si tú supieras», que fue el tema de la exitosa telenovela María Isabel conquistando también el mercado estadounidense quedando siete semanas en el primer lugar de Billboard, siendo el primer latino en obtener la estadía en el poder con sus siguientes sencillos en el décimo lugar, «En el jardín» (con Gloria Estefan) y «No sé olvidar». Superó los 2,2 millones de copias vendidas en todo el mundo.

Sin embargo, con «Mi Verdad», en 1998, Alejandro Fernández volvió al género de música ranchera. Nuevamente, de la mano del productor Pedro Ramírez. «Si he sabido amor» se colocó como el tema central de la exitosa telenovela «Infierno en el Paraíso», en horario estelar.

En diciembre de 1998, se grabó «Christmas In Vienna VI», concierto navideño en el que el tenor Plácido Domingo, procuró una vez más acercarse a un público diverso, alternando con personajes de la música comercial. Fue mosaico de canciones y villancicos tradicionales, no obstante, tuvo poco eco entre el público de la música culta como en el de la popular.

En 2000, en el primer Grammy Latino, Alejandro Fernández obtuvo su primer Grammy Latino en la categoría de Mejor Interpretación Regional[cita requerida].

En 2000, surgió la producción discográfica titulada «Entre Tus Brazos», la octava en su corta carrera, por segunda ocasión con Emilio Estefan, Jr. «Quiéreme» fue el primer sencillo que demostró la versatilidad de Alejandro. Por primera vez en un disco de Alejandro Fernández se incluye un tema de su propia inspiración: «Entre tus brazos», que da título a este álbum de corte «romántico», pero con sabor latino.

Ese mismo año Julio Iglesias, incluyó un tema con Fernández «Dos corazones, dos historias» en su álbum «Noche de Cuatro Lunas». Julio sólo tuvo alabanzas para él. «Tiene un canto precioso. Soy amigo de sus padres desde hace treinta años y además, Alejandro es una de las jóvenes grandes estrellas latinas.»[cita requerida]

En 2001, Alejandro volvió a los escenarios con otra nueva producción ranchera, llamada «Orígenes»; el sencillo «Sin tantita pena» (otro bolero moruno con mariachi) constituyó un éxito y le ganó a Alejandro diferentes reconocimientos.

En 2002, se lanzó al mercado su producción «100 Años de Música Mexicana», en la que interpreta 22 de las canciones rancheras más importantes de todos los tiempos; fue grabada en vivo, desde uno de los escenarios más importantes de México, el Palacio de Bellas Artes. Sin juzgar la calidad del material, la presentación de Fernández en un espacio dedicado a manifestaciones artísticas de otro nivel, despertó tanto disgusto entre la comunidad cultural como el que años atrás llevó a cabo Juan Gabriel en el mismo recinto.

En 2003, Alejandro inició una exitosa gira por toda América Latina al lado de su padre Vicente, llamada «Lazos Invencibles», la cual fue presenciada por miles de fanáticos; culminó en Ciudad de México, en el Foro Sol, un espacio adecuado para este tipo de actuaciones, con más de cinco horas de duración y cerca de 60.000 espectadores.

2003 fue otro año importante para Alejandro, de su siguiente álbum de música ranchera (lanzado en marzo de 2003) se desprendió el sencillo «Niña amada mía», que se convirtió en todo un éxito al ser el tema principal de la telenovela con ese nombre. En ese año Alejandro había visitado toda América Latina y Estados Unidos, convirtiéndolo en todo un icono joven de la música ranchera. Participó en el especial de Navidad «En Mi País» que transmitió Telemundo. Filmado en Puerto Rico, Fernández hizo dúo con Ednita Nazario en el tema «Triste Navidad».

Comenzó la filmación de la película «Zapata», estrenada en 2004 y donde tiene a la cantante y actriz mexicana Lucero como co-protagonista; Alejandro fue elegido para este papel por Alfonso Aráu, ya que reconoció que podría atraer a todos sus seguidores y constituir un éxito de taquilla, así como su experiencia como jinete (algo fundamental para el papel).

Consciente de la responsabilidad que implicó llevar este rol, Alejandro se preparó para comprender la mística de «El Caudillo del Sur», además de leer libros biográficos de Emiliano Zapata, el intérprete también tomó clases de Náhuatl (idioma de los antepasados mexicanos), pues en la cinta se incluyeron algunos pasajes en esa lengua. Sin embargo, este filme no obtuvo el éxito esperado.

En septiembre de 2004, Alejandro lanzó su producción «A Corazón Abierto» pruducido por el exitoso productor mexicano Áureo Baqueiro, su primer sencillo «Me dediqué a perderte» canción escrita por Leonel García se colocó en los primeros lugares de la lista de popularidad; otros 2 grandes éxitos desprendidos de esta gran producción fueron: «¿Qué voy hacer con mi amor?», usado como tema de la novela «La Esposa Virgen», y Canta Corazón del cantautor Peruano Gian Marco.

El 15 de septiembre del mismo año, se presentó en el Caesar's Palace de Las Vegas, Nevada, se hizo merecedor de las llaves de esta ciudad, de manos de Pablo Castro Zabala, Presidente de la[Asociación Internacional de Radio, Prensa y Televisión, y Larry Luna, Embajador del Estado de Nevada; proclamó el 15 de septiembre como el día de Alejandro Fernández en Nevada, y el senador Harry Reids, representado por Cristina Martínez, declaró que ese día sería el día nacional de Alejandro Fernández en Estados Unidos.

Su gira «A corazón abierto» en 2004 por Estados Unidos de América estuvo patrocinada por McDonald's. Fue uno de los elegidos para plasmar sus manos en una placa que se subastó junto con las de otros artistas para recaudar 20 millones de dólares en beneficio de la infancia, campaña de Ronald McDonald House Charities (RMHC), con grandes personalidades del mundo del espectáculo y el deporte estadounidense[cita requerida].

En el año 2009, es invitado por la cantante canadiense Nelly Furtado para colaborar en su disco Mi plan en la canción "Sueños". En el mes de Diciembre, salen sus dos discos "Dos Mundos" (Evolución)(Pop) y (Tradición)(Ranchero), este escrito por Joan Sebastian

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS



Premio de trayectoria artística en los premios «Tu Música» en Puerto Rico; mejor álbum ranchero «En Vivo Juntos Por Última Vez», Vicente y Alejandro Fernández en los Grammy Latinos 2004, celebrado en Los Ángeles, California; galardón de la estrella en los premios Billboard Hot Latin Tracks, por su trayectoria y sus contribuciones a la música [cita requerida].

También apareció en la revista People en Español como uno de «los 50 más bellos». Su casa de discos, le otorgó tres merecidos reconocimientos, el primero de los cuales fue por su trayectoria, por sus 12 millones de copias vendidas en el mundo.

Tras su primera presentación en diversos escenarios de España como el Palacio de Congresos de Madrid, el pasado 22 de junio, donde se produjo su álbum «Madrid-México en Directo y sin Escalas». Esta gira tuvo quizá más promoción en México que en España. En octubre, considerado el «Mes de la Hispanidad», Alejandro tuvo el honor de ser el anfitrión del programa «La Herencia Hispana» en The History Channel en español, que se transmitió a toda América.

Fernández volvió a ser nominado en la sexta edición del Grammy Latino, en la categoría de Mejor Álbum Vocal Pop Masculino. En noviembre de 2005 lanzó al mercado su producción «México-Madrid en Directo y sin Escalas», así como una exitosa gira por varios países de Latinoamérica.

El intérprete cerró un año lleno de excelentes logros para su carrera artística, el 2 de diciembre de 2005, develó su estrella en el paseo de la fama de Hollywood, muy cerca de la de su padre, llenándose él, su familia y sus admiradores.

RECIBIÓ ESTRELLA EN EL PASEO DE LA FAMA DE HOLLYWOOD



El 2 de diciembre de 2005, la ciudad de Los Ángeles, le dio el honor de una estrella en el legendario paseo de la fama de Hollywood, en Hollywood Boulevard. El cantante llegó acompañado por su familia, su padre Vicente Fernández, su madre, sus hermanos y sus cinco hijos, además como invitado especial, el Sr. Plácido Domingo y su familia. La ceremonia comenzó a las 11:30 de la mañana, Johny Grant, alcalde honorario de Hollywood y presidente del paseo de la fama, dio una breve semblanza de la trayectoria artística de Alejandro.

Enseguida invitó a Plácido Domingo quien dirigió unas palabras expresando su cariño al menor de los Fernández. Posteriormente su padre, Vicente Fernández se dirigió al público y en especial a su hijo, a quien expresó su orgullo paterno y artístico. La tradicional ceremonia tuvo un toque inusual, Alejandro y su padre fueron invitados a cantar «Amor de los dos», para recordar una tierna anécdota de la infancia.

Entre las más de 2000 estrellas que adornan el paseo de la fama, solo en dos ocasiones se han dado a padre e hijo. Kirk y Michael Douglas. La estrella de El Potrillo de México se encuentra en el 6160 del Hollywood Boulevard, precisamente junto de la de su padre

FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR 26 DE FEBRERO


Alejandro Fernández triunfó en el Festival de la Canción de Viña del Mar y se llevó las antorchas de Plata y Oro y la Gaviota de Plata, reconocimientos que entrega el público de la Quinta Vergara.


En una ovacionada actuación ante 15 mil personas, Fernández fue el encargado de abrir la penúltima jornada del certamen, el intérprete mexicano, que estuvo acompañado por un mariachi y su grupo, luego de pedir perdón a sus fanáticas por ausentarse cuatro años de Chile, dijo al público «ahora me siento un chileno más», lo que provocó la reacción del público para pedir las antorchas y luego la Gaviota de Plata.

En rueda de prensa posterior a su actuación, Fernández comentó: «estoy muy contento y con muchas ganas de regresar a Chile, no tengo palabras para decir lo emocionado que estoy» tras recibir los tres premios que otorga el público del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

GIRA ESPAÑOLA



Fue una sorpresa hasta para el propio Alejandro Fernández, ya que comenzó su gira por España rompiendo récord de asistencia. El 3 de marzo de 2006 las Islas Canarias, fueron testigo de un suceso sin precedentes: el mexicano Alejandro Fernández ofreció un magno concierto confirmando su conquista en el gusto del mercado español.

El pueblo de Santa Cruz de Tenerife celebró la clausura del carnaval con un gran concierto en la plaza de España y la isla de Gran Canaria lo recibía por primera vez con una asistencia sin precedentes (17.000 personas) en el Estadio Municipal de San Fernando (Maspalomas) el 19 de agosto de 2007.

El cantante comentó más adelante: «¡Plantarme en un escenario tan lejos de mi país portando el traje de charro y que más de 17.000 personas canten nuestra música mexicana es indescriptible!».

Ante cinco mil personas en el Palacio San Jordi de Barcelona, noreste de España, El Potrillo brindó más de 20 canciones. El intérprete también convidó para un dúo a la joven cantante española Malú, y juntos cantaron el mítico bolero del compositor yucateco Armando Manzanero, Contigo aprendí.

En el año 2008, Alejandro ha iniciado una exitosa gira de nuevo por las tierras españolas cubriendo ciudades como Madrid, Valencia y La Coruña.

CONCIERTO EN EL ZÓCALO ANTE 175.000 ESPECTADORES, 20 DE MARZO DE 2006



Reunió la noche del 20 de marzo a más de 175.000 personas en el concierto Noche de Primavera, con lo que se convirtió en el segundo artista con más convocatoria en El Zócalo (superado por Shakira)( y luego superada por Vicente Fernández), la principal plaza pública de México.

La marca le pertenecía al grupo mexicano Café Tacuba, que en 2005 congregó a 170.000 personas. Alejandro Fernández, quien ha demostrado a lo largo de los años que lo heredado no se hurta, pues es hijo de otro máximo de la canción mexicana, Vicente Fernández, logró lo que pocos, abarrotar las calles próximas al primer cuadro de la ciudad, que celebraron la llegada de la primavera

Durante casi tres horas, Alejandro Fernández se entregó a sus fanáticos. Luego de un repertorio de 32 canciones y una gran vitalidad sobre el escenario, El Potrillo terminó agradeciendo a su público y a Dios por el apoyo obtenido en tan inolvidable noche.